Guía para viajar con un gato

Selash en el transportín

Si eres de los que les gustaría poder viajar sin problemas con su amigo felino estás en el sitio perfecto!
En esta guía completa para viajar con un gato encontraras todo lo necesario para hacerte el tramite muy sencillo.
Después de viajar durante un año con nuestra gata asustadiza en una autocaravana, hemos aprendido cómo hacer la adaptación del animal, qué transportín utilizar para cada viaje y cómo enseñarlo a pasear con correa.
Aprende de forma sencilla todos los trucos para conseguir un auténtico gato viajero o para decidir dejarlo en casa tranquilo!

¿Cómo saber si puedo viajar con mi gato?

Todos los que tenemos gatos sabemos que son animales independientes y reacios a los cambios, por eso nos lo pensamos mucho antes de sacarlos de su zona de confort para viajar con ellos.

Llevar a un gato de viaje no es habitual. Esta decisión debe ser tomada sabiendo que cada minino es diferente y único. Algunos son capaces de adaptarse fácilmente y otros se estresan.

Hay que considerar el tipo de viaje a realizar, su duración, el medio de transporte y sobre todo cómo se adapta el animal a los cambios.

Si vas a hacer un viaje puntual, una mudanza, si vas a viajar en coche o llevarlo al veterinario, el gato necesitará una pequeña adaptación para que vaya lo más comodo posible.

Si estás pensando llevártelo de vacaciones hay que valorar si es capaz de acostumbrarse a la forma de viaje.

Consejos para viajar con gatos

1. Prepara a tu minino para viajar. Si sabes la fecha y el modo de transporte puedes empezar a entrenarlo. Esta fase consistirá en adaptarlo al transportín, para que se sienta seguro dentro de él durante el trayecto.

2. Lleva la cartilla del gat@ con todas sus vacunas y el chip. La vacuna antirrábica es la obligatoria y deberás ponerla con antelación. Si viajas fuera de España es importante que pidas el Pasaporte del animal y que te asegures de qué documentos o vacunas se exigen en el país de destino. En algunas ocasiones, también te piden un Certificado veterinario del estado de salud actual.

3. Los expertos aconsejan no darles de comer ni beber algunas horas antes del viaje, para evitar mareos y vómitos.

4. Durante el trayecto se aconseja, si es posible, realizar paradas de descanso, sobretodo si son viajes largos.

5. Para que el gato se relaje, podemos utilizar feromonas gatunas que le recuerdan a su madre y ayudan a que se sienta más tranquilo. Si el viaje es muy largo y el gat@ se pone muy nervioso, consulta con tu veterinario para utilizar medicación sedante.

6. Dentro del transportín, colocaremos unos empapadores absorbentes cubriendo toda la superficie, ya que suelen orinarse cuando se estresan. También es ideal meter alguna mantita o juguete que le guste para que se sienta más cómodo.

7. Si es asustadizo, es recomendable tapar el transportín para que vea lo menos posible y se sienta resguardado. En cambio otros están más tranquilos cuando ven a su dueño, por lo que serán ideales los trasnportines con mucha visibilidad.

8. Lo más importante será elegir un transportín adecuado al tipo de viaje. Infórmate antes, de las medidas y requisitos, ya que cada compañía pone sus reglas.

9. Son muy útiles para viajar las botellas portátiles para llevar comida y agua, los comederos de silicona y un arenero plegable que ocupe poco espacio y sea fácil de limpiar y guardar.

Ya conoces los tips básicos, ahora aprenderás a elegir el transportín según sus características, conocerás los trucos para adaptar a tu gato y si quieres ir más allá, te enseñamos cómo sacarlo con su correa para que puedas pasearlo en sus viajes.

Cómo viajar con gatos en:

Coche

Debe viajar dentro de un transportín, en el asiento sujeto con el cinturón o en el suelo. Es importante que no pueda escaparse para la seguridad del animal y de los pasajeros. Ten en cuenta que su bolsa de transporte no debe obstaculizar ni molestar al conductor o te pueden multar.


👌Hay un asiento para mascotas muy cómodo que va sujeto al sillón del coche. Es muy práctico y el gato viaja en su interior con el arnés. Eso sí, es apto para animales tranquilos que no intenten salir.


Nosotros en la autocaravana durante los desplazamientos llevamos una mochila-transportín entre los asientos delanteros, donde viaja seguro y nos ve en todo momento.

Avión, tren o bus

Lo más importante es contactar con cada compañía de transporte para informarte de las condiciones antes de comprar tu billete y que luego no te lleves ningún susto.

La mayoría exigen unos tamaños de transportín homologados que varían según el transporte. Además te cobrarán un extra en el billete. Ten en cuenta que algunas compañías aéreas no permiten el viaje con animales o bien, limitan las plazas permitidas.

Normalmente permitan viajar con el gato en cabina ya que son animales pequeños y de poco peso. Asimismo, debe pesar como máximo 8kgs con el transportín.

Si el animal va a viajar en bodega se debe buscar un transportín rígido para protegerlo, y amplio para los comederos y el arenero. Siempre evitaremos que viaje en bodega porque se estresan mucho.

Barco

Cada compañía naviera tiene sus propios requisitos. En algunos ferrys permiten reservar un camarote para mascotas donde puedes viajar cómodamente con ellos.

Lo más habitual es que haya un área de jaulas, que no es muy recomendable porque los gatos se estresan cerca de otros animales como los perros.

Como alternativa, lo puedes llevar sin problema en la zona de pasajeros en un transportín homologado. Ten en cuenta que los animales también se marean si hay oleaje, así que evita darles bebida o comida antes de embarcar en el ferry.

¿Cómo adaptar a un gato al transportín?

¿A tu gato le gusta estar en el transportín o no para de maullar para que lo saques?

Si tu gato está acostumbrado ya tienes un paso superado. Si por el contrario, no le gusta estar dentro y se pone nervioso como nos pasó a nosotros, hay que empezar poco a poco. Hay que conseguir que el animal esté cómodo y seguro dentro del mismo transportín en el que va a viajar.

Pasos a seguir 😻

1. Colocar el transportín cerca de las zonas de la casa en las que el gato suele estar a gusto, como por ejemplo en su zona de comida o juegos.

2. Meteremos su comedero dentro del transportín cerca de la puerta para que sólo tenga que meter la cabeza. Vete introduciendo la comida dentro cada vez más lejos.

3. Juega con el gato usando el transportín como zona de juego, tirándole una pelota dentro o con una cuerda.

4. Meteremos al gato en el transportín con alguna golosina y cerraremos la puerta durante un minuto y lo aumentamos progresivamente.

5. Lo transportaremos para que se habitúe al movimiento.

😺Usa como premio «golosinas para gato» que le gusten.
😥Debemos evitar causarle mucho estrés. Si ves que se orina, se hace caca o daño durante el proceso, y no se observan cambios, es mejor dejar de intentarlo.

Los mejores transportines para gato del 2020

Lo importante a la hora de elegir el mejor transportín es que esté diseñado para mantener al animal protegido, seguro y cómodo. Fíjate en lo siguiente:

-Rígido y resistente para soportar el movimiento.

-Cómodo y confortable para el animal.

-Fácil y ligero de transportar.

-Buena ventilación.

-Visibilidad interna y del exterior.

-Práctico para guardar o plegable.

¿Qué transportín elegir?

Hemos realizado una comparativa para ayudarte y que puedas comprar el que mejor se adapte a tus necesidades. Elegimos los que cumplen las expectativas del viaje, los mejor valorados por los compradores, los de mayor funcionalidad y los mejores en relación calidad-precio.

Para el transporte de gatos existen diferentes tipos de transportín: mochila transportadora de gato, con ruedas tipo trolley, doble con capacidad para dos gatos, plegable, rígido, tipo bolso…..un sinfin de modelos para todos los gustos😊! Nosotros nos quedamos con estos:

1. Mochila-Transportín plegable

Esta mochila transportín es la que utilizamos con nuestra gata para viajar en autocaravana. Es la más versátil, resistente y cómoda que hemos probado, te permite llevar a tu gato a cualquier lugar con su formato mochila.


Tiene un respaldo expansible para que tu gatito tenga más espacio. Además es plegable y no ocupa espacio. Ideal para tus viajes en coche, avión, barco o bus, para sacar a tu gato a pasear o para las visitas al veterinario😺

2. Transportín rígido

Este es el típico transportín rígido que nosotros usábamos antes de comprarnos la mochila. Es perfecto para transportar al gato en situaciones con mucho movimiento, ya que protegen al animal de golpes.

Además, es el más utilizado por su resistencia y tamaño adecuado para viajar en la bodega del avión, por el contrario si viaja en cabina es mejor un formato más blando y confortable.


🧐De todas formas, asegúrate de comprobar las medidas que exige la compañía aérea antes de comprar el transportín.

3. Bolsa de Transporte

Esta bolsa de transporte es muy cómoda, pesa poco y lo puedes cargar en el hombro. El material es resistente y es muy confortable para el animal, por su base acolchada. Está genial para viajar en cualquier medio de transporte.

¿Cómo sacar a pasear a un gato con arnés y correa?

Selash paseano con la correa

Seguro que habrás visto a algún gato con una correa paseando por la calle como lo hacen los perros. Pero, ¿un gato necesita salir a pasear? Los gatos son animales independientes, no necesitan hacer sus necesidades en la calle y suelen ser animales de costumbre.

Algunos son muy curiosos e incluso tienen tendencia a escaparse. En estos casos, puede que les guste la experiencia de explorar e investigar lugares saliendo de paseo con la correa.

Si lo llevas de viaje será genial que pueda pasear con su correa. En nuestro caso, viaja con nosotros en la autocaravana y buscamos lugares en los que poder sacarla para que sea un poco más libre.

¿Qué necesitas?

Sólo necesitarás un arnés para gato y una correa extensible. Te enseñamos los que utilizamos y los que mejor nos han funcionado.

Arnés para gato

Nosotros utilizamos este arnés sencillo ajustable en cuello y tronco. También hay arnés tipo chaleco, pero nos parecen demasiado aparatosos y algunos gatos pueden notarlo demasiado y no gustarle.

Hay algunos gatos que son unos escapistas excelentes, consiguen quitárselo con facilidad.

Después de hacer una comparativa, recomendamos comprar uno sencillo para iniciarte. En el caso de que el gato no consiga adaptarse y se lo quite con facilidad, intentaremos con otro arnés chaleco con más ajustes.

Correa para gato

La correa ideal para gato debe ser de cuerda plana para que deslice y no estrangule. También, recomendamos que sea extensible ya que es perfecta para permitir que el gato esté paseando sin notar tensión.

Esta correa es como la nuestra, cumple con las expectativas y es de las mejores en relación calidad-precio del mercado. Nosotros usamos la de 5 metros, adaptable en tamaño ya que nos parece la más cómoda.

¿Cómo ponerle el arnés a un gato?

Selash, arnés

El aprendizaje empezará por ponerle el arnés dentro de casa. Debe colocarse cuando el gato se encuentre tranquilo y relajado y justo después recompensarlo para que asocien positivamente el arnés.

Algunos gatitos se acostumbran rápidamente, otros intentan quitárselo y lo consiguen. La nuestra por ejemplo, los primeros días no caminaba ni se movía con el arnés puesto (es normal, se le pasará).

Trucos para enseñar al gato a adaptarse al arnés

1. Poner el arnés y ver cómo se comporta.
2. Colocar y dejar el arnés durante media hora o una hora. Dos veces al día.
3. Si se adapta sin problema, aumentar progresivamente el tiempo con el arnés.
4. Ir ajustando el arnés al cuerpo del gato hasta la medida que llevará al salir de paseo.
👌Refuerzo positivo con juegos, caricias o comida.

Consejos para sacarlos de paseo

selash correa

Cuando hayamos conseguido superar la primera fase con el arnés en casa, toca sacar al gato a pasear. Es importante escoger un lugar tranquilo para reducir los estímulos, evitando carreteras cercanas y afluencia de gente o perros.

Nosotros la trasladamos en el transportín-mochila hacia el lugar donde la vayamos a sacar. Lo mejor es dejarlos salir por si solos y caminar con un poco libertad para que huelan, inspeccionen y descubran.

Para esto, es ideal la correa extensible ya que te permite darle distancia y que el gato no note tensión en el arnés. Es importante no tirar de la correa ni forzar al animal, ya que los gatos no hacen caso como lo haría un perro.

Para que el animal note seguridad y tranquilidad es buena idea colocar el transportín cerca y abierto, para que lo asocie con un lugar conocido donde resguardarse . Si el gato en algún momento se siente inseguro o incómodo correrá a meterse dentro.

😅Ten paciencia! Como siempre la exposición a las salidas se hará de forma progresiva y observando el comportamiento del animal. Si después de muchos intentos la experiencia continua siendo estresante más que agradable, será mejor dejar de intentarlo.

¿Cómo viajar con un gato en autocaravana? Nuestra experiencia.

Selash, nuestra gata en la autocaravana
Selash, nuestra gata en la autocaravana

Selash es nuestra gata que adoptamos con 6 meses. Hemos viajado en barco hasta la península para vivir y viajar en una autocaravana.

Por nuestra experiencia creemos que los animales tienen la genial capacidad de cambiar y adaptarse al medio. Esto sucede siempre y cuando sientan un espacio seguro como su casa y una «familia» o sus dueños cerca.

Iniciamos el proceso unos meses antes con la adaptación al transportín, al arnés y a los paseos con correa, tal y como hemos explicado en el post.

Cómo adaptarlo a una autocaravana

El animal necesita su espacio para sentirse seguro. Hay que colocar sus comederos y arenero en el mismo sitio para que sepa donde están y los reconozca.

El primer día que lleves a tu gato a la caravana te recomendamos que no hagas ningún desplazamiento. Deja que el gato investigue, huela y descubra, con el tiempo elegirá sus lugares favoritos. A la nuestra le encanta el sillón del conductor y sobretodo tumbarse si hay sol.

Los siguientes días es recomendable arrancar el motor de la autocaravana para que se adapte al sonido. Con el ruido y los movimentos del vehículo hay que tener paciencia porque los gatos suelen percibirlos más intensamente que los humanos.

Durante varios días haciendo este proceso podemos atrevernos con un desplazamiento corto con el gato dentro del transportín. Lo normal es que maullen, así que cuando llegues al destino sácalo inmediatamente y dale unas cuantas «golosinas».

Para desplazamientos largos recomendamos que el gato ya esté habituado por completo al espacio de la caravana. Si consigue disfrutar de la experiencia y viajar tranquilo…….oficialmente ya tienes un GAT@ VIAJER@!

🙄Es normal que al principio el animal maulle, pero es cuestión de tiempo. Es importante fijarse en el comportamiento: si se esconde, si no come, si no va a hacer sus necesidades regularmente o cambia su estado de sueño o actividad.

😅A lo mejor necesita más tiempo de adaptación o quizás no es la mejor opción para el animal. No hay que olvidar que cada animal es diferente!


😻Ahora que ya sabes los trucos para viajar con tu gato sólo falta ponerlos en práctica!

Cuenta que te leemos….. ¿Qué tal la experiencia? ¿A tu gato le gusta salir a pasear? ¿Cuál es tu próximo destino?

Puedes volver al inicio de nuestro blog haciendo click aquí!